+

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Close Menu
English →

Cobrar Compensación por Lesiones Causadas por Juguetes Peligrosos

Al acercarse las fiestas, los niños por toda la nación comienzan a anticipar fervientemente los regalos que van a recibir.  Sin embargo, esta emoción puede convertirse rápidamente en desesperación como resultado de una lesión causada por un juguete defectuoso o peligroso.  Afortunadamente, los lesionados y sus familiares es posible que puedan recibir alguna compensación por sus pérdidas al radicar una reclamación de responsabilidad de producto.

Juguetes Peligrosos

Se ha probado que los juguetes con ciertas características pueden presentar unos riesgos específicos a los niños.  La lista incluye los siguientes:

Juguetes con imanes que se pueden tragar los niños;

Globos, que cuando se desinflan pueden ahogar o sofocar a un niño;

Juguetes con bordes afilados o mellados;

Juguetes con partes pequeñas que pueden causar que se asfixien los niños; y

Patinetas u otros juguetes de montar.

Cuando se usan indebidamente o sin supervisión, los juguetes con esas características tienen el potencial de causar:

Quemaduras;

Dislocaciones y fracturas;

Laceraciones y pinchazos;

Lesiones a los ojos;

Estrangulaciones; y

Asfixias.

Frecuentemente, estas lesiones no son el resultado de uso indebido o falta de supervisión, sino que son causados por un defecto inherente en el producto.  En estos casos, los padres o el guardián de un niño lesionado puede hacer responsable al fabricante del juguete por haber sacado un juguete peligroso al mercado.  Generalmente, los demandantes pueden argumentar que un producto tenía uno de los siguientes defectos:

Un defecto en el diseño;

Un defecto de fabricación; o

Advertencias indebidas.

Un demandante puede argumentar que un juguete tenía uno o más de estas clases de defectos bajo las teorías legales de negligencia, incumplimiento de la garantía y responsabilidad objetiva.  Por ejemplo, se puede hacer responsable a un fabricante por la lesión o muerte causada por uno de los siguientes actos:

No examinar o inspeccionar un juguete adecuadamente;

No incluir una advertencia en la etiqueta sobre peligros irrazonables;

No utilizar materiales que sean tóxicos, y peligrosos;

No implementar el diseño apropiado, y

No emitir una notificación adecuada para que se devuelva el producto.

Alternativamente, los demandantes pueden discutir que una compañía es responsable objetivamente por la lesión o por incumplimiento de una garantía expresa o implícita.  Si tiene éxito, el demandante es posible que pueda cobrar compensación por gastos médicos, pérdida de salario, y dolor y sufrimiento sufrido por el niño lesionado.

Medidas Preventivas

Aunque evitar una lesión a veces es imposible como resultado de un defecto al fabricarse o en el diseño, hay ciertos pasos que un padre puede seguir para ayudar a prevenir lesiones relacionadas con un juguete, incluyendo:

Comprando juguetes que son apropiados para la edad y nivel de madurez del niño;

Asegurándose que los juguetes tienen una etiqueta del American Society for Testing and Materials (ASTM) (Sociedad Americana para Examinar y Materiales), los cuales indican que un producto está de acuerdo con los estándares nacionales de seguridad.

Mantener los juguetes hechos para niños mayores fuera del alcance de hermanos menores;

Leyendo cuidadosamente las instrucciones y la etiqueta de advertencia de los juguetes;

Asegurarse que los niños usen un casco cuando están en un juguete de montar;

Evitar comprar juguetes con imanes fuertes.

Póngase en Contacto con un Abogado de Lesiones Personales Dedicado

Si usted reside en Pensilvania y su niño sufrió una lesión recientemente como resultado de un juguete fabricado defectuoso, por favor, póngase en contacto con Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen al 215-546-1000 para concertar una consulta gratis con un abogado de lesiones personales con experiencia.