+

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Close Menu
English →

COMPONENTES DE CASOS DE ROBO EN PENSILVANIA

El robo cae en la categoría de hurto.  Sin embargo, mientras que el hurto típicamente consiste en tomar la propiedad personal de otra persona sin su consentimiento, uno de los componentes del robo es la parte amenazante – usualmente existe violencia, fuerza o una amenaza de algún tipo envuelta en el robo.  (Considere la diferencia entre un robo a mano armada y el hurto en una tienda.)  Ya que el nivel de violencia es normalmente más alto durante un robo, las sentencias por este tipo de cargo generalmente son más fuertes que una sentencia por latrocinio o hurto.

Si a usted le han levantado cargos de felonía por robo, usted debe consultar inmediatamente a un abogado defensor de casos criminales de Pensilvania con experiencia.  Hay tres grados de robo, los tres llevan cargos de felonía, y todos ellos llevan el potencial de sentencias de desde varios años a un par de décadas en prisión, dependiendo en la severidad del crimen, el pasado del que robó, la evidencia en contra de ellos, y otros asuntos específicos del caso.

Robo en Primer Grado

Un robo en primer grado es el más serio, y al encontrarlo culpable de un cargo de felonía de primer grado por robo pudiera resultar en una sentencia de 20 años en prisión en Pensilvania.  Una persona puede ser encontrada culpable de un robo en primer grado si hicieron cualquiera de las siguientes cosas mientras se llevaban la propiedad personal de otra persona:

Causó serias lesiones personales a otra persona;

Amenazó a otro o le causó temor a otra persona de sostener serias lesiones personales inmediatamente; o

Llevó a cabo o amenazó cometer inmediatamente cualquier felonía de primer o segundo grado.

Considere el siguiente ejemplo de un robo en primer grado: dos hombres entran a una tienda de barrio, armados con armas.  Amenazan dispararle al cajero si no les entrega todo el dinero en efectivo en la caja o caja de seguridad.  Los dos hombres armados no tienen que dispararle a nadie; solamente la amenaza de ser lesionado es suficiente para que se considere un cargo de robo.

Robo en Segundo Grado

Si se lesiona corporalmente a otra persona mientras se está robando, o si un individuo crea el temor de lesionar a otra persona durante el robo, esto se considera un robo en segundo grado.  Una sentencia por robo en segundo grado puede resultar en hasta diez años de prisión en Pensilvania.

Robo en Tercer Grado

Llevarse la propiedad de otra persona con cualquier tipo de fuerza, aunque sea la mínima, puede resultar en un cargo de robo en tercer grado.  Esta ofensa lleva una sentencia de hasta siete años en prisión en Pensilvania.  Sencillamente llevarle físicamente un objeto de las manos de otro con la intención de robárselo puede ser considerado un robo en tercer grado.

Como usted ya sabe probablemente, enfrentar cargos por robo no es nada fácil.  Usted va a querer contratar al mejor abogado defensor de casos criminales de Filadelfia para que se enfrente a los cargos en su contra y luche por sus derechos.  Llame a las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen hoy mismo al (215) 515-6892 para obtener una evaluación gratis de su caso.