+

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Close Menu
English →

Leyes de Pensilvania Sobre Mensajes de Texto Sexuales

De muchas formas, los teléfonos inteligentes han simplificado mucho nuestras vidas.  Por ejemplo, se ha vuelto una práctica común revisar nuestro correo electrónico, pagar cuentas, escuchar música, y ver películas, todo en un mismo dispositivo.  Con esta tecnología adelantada se ha aumentado la demanda y no es poco común ver a niños con teléfonos celulares en la mano.    Desgraciadamente, la habilidad de poder comunicarse con miles de personas por medio de los teléfonos inteligentes, también ha traído repercusiones negativas, especialmente para jóvenes adolescentes.  De acuerdo con el Federal Bureau of Investigation (FBI) (Buró de Investigación Federal), hasta el 30 por ciento de los adolescentes han enviado o recibido fotos de naturaleza sexual.  Mientras que la mayoría de estas fotos se comparten originalmente con aquellos que están saliendo juntos, muchas eventualmente las reciben una audiencia mayor.  Para responder a las preocupaciones sobre si este tipo de contenido califica como pornografía infantil, la legislatura de Pensilvania ha convertido en una ofensa que los menores participen en mensajes de texto sexuales.

Leyes Sobre Mensajes de Texto Sexuales por Adolescentes

En Pensilvania, se considera que los menores han cometido una ofensa sumaria cuando ellos:

  • Con conocimiento comparten, distribuyen o publican comunicaciones electrónicas que contiene una imagen sexual explícita de ellos; o
  • Con conocimiento poseen u observan una foto sexual explícita de un menor de más de 12 años.

Sin embargo, distribuir o transmitir una foto sexual explícita de otro menor se acusa como una ofensa de menor cuantía de tercer grado.  El cargo puede convertirse en un delito de menor cuantía de segundo grado si un menor tuvo la intención de acosar o intimidar a otro menor al:

  • Tomar una foto de un menor que está parcialmente o completamente desnudo sin el consentimiento de esa persona; o
  • Distribuir este tipo de imagen sin el consentimiento del menor.

En los casos de mensajes de texto sexuales de adolescentes, se les aconseja a los jueces a enviar a los acusados a programas para desviar este problema, que al completarse el récord de la persona puede ser borrado.  Aunque estas leyes se concentran específicamente en los mensajes de texto sexuales, todavía algunos de los adolescentes son enjuiciados bajo las leyes del estado sobre pornografía infantil, la cual prohibe fotografiar u observar representaciones de actos sexuales que envuelvan a menores de 18 años.  Diseminar dichas imágenes a menores también es una ofensa bajo las leyes de Pensilvania de pornografía infantil.

Generalmente, enviar y recibir imágenes sexuales explícitas con consentimiento entre adultos no está prohibido.

Póngase en Contacto con Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen para una Consulta con un Abogado Criminalista de Filadelfia con Experiencia

Aunque existen leyes relacionadas directamente con mensajes de texto sexuales entre adolescentes, muchos adolescentes son enjuiciados bajo leyes mucho más estrictas sobre pornografía infantil como resultado de un procesamiento más fuerte, una defensa inadecuada, o admitir evidencia obtenida ilegalmente.  Además, si un juez rehusa proveer acceso a programas para desviar el problema o educacionales, los jóvenes no podrán borrar sus récords, lo cual puede tener serias consecuencias que puede dificultar obtener un trabajo o encontrar casa.  En Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen, nosotros estamos dedicados a responder a todas las preguntas y preocupaciones de nuestros clientes, y estamos disponibles por correo electrónico, teléfono y chateo en vivo.  Si usted es un residente de Filadelfia y usted o su hijo fue arrestado recientemente por enviar mensajes de texto sexuales o un crimen relacionado con pornografía infantil, por favor, póngase en contacto con nuestro dedicado equipo legal llamando al 215-546-1000 para concertar una cita.