+

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Close Menu
English →

Presentando Una Reclamación por Resbalón y Caída

En Pensilvania, se requiere que los dueños de negocio hagan mantenimiento, hagan las reparaciones necesarias y hagan cumplir los códigos de seguridad para mantener sus propiedades seguras para los visitantes.  Desafortunadamente, muchos dueños de propiedad no siguen estos pasos, lo cual tiene como resultado que ocurran miles de lesiones cada año.  Las lesiones por accidentes de resbalón y caída pueden ser dolorosas y cuesta caro el tratamiento, así que si usted fue lesionado en la propiedad de otra persona, es muy importante ponerse en contacto con un abogado de lesiones personales con experiencia que representará sus intereses agresivamente.

Localizaciones Peligrosas

La mayoría de los accidentes por resbalón y caída ocurren en lugares muy concurridos donde los dueños no tienen suficiente tiempo, supervisión o recursos para asegurar que su propiedad esté libre de peligros.  Esto incluye lugares como:

  • Tiendas de comestibles;
  • Centros comerciales;
  • Estadios;
  • Casinos;
  • Restaurantes;
  • Hoteles; y
  • Parques de diversiones.

Frecuentemente, las lesiones por accidentes de resbalón y caída son completamente prevenibles y solamente ocurren porque el dueño de la propiedad no corrigió defectos obvios, incluyendo:

  • Alfombras rotas;
  • Pisos dañados;
  • Escaleras y pasamanos defectuosos;
  • Luz escasa;
  • Caminos ocupados;
  • Pisos resbalosos; y
  • Mercancía mal puesta.

No ocuparse de estas clases de problemas puede tener consecuencias devastadoras, especialmente para menores, los discapacitados, y las personas de edad avanzada. Algunas lesiones comunes incluyen:

  • Conmociones y trauma a la cabeza;
  • Moretones y rasguños;
  • Manos y muñecas fracturadas;
  • Hombros dislocados;
  • Caderas fracturadas; y
  • Lesiones en la cara.

Deberes Hacia los Invitados

Ya que los dueños de negocio invitan a otras personas a entrar en su propiedad por motivos de negocio, les deben un deber mayor a los visitantes.  Por esta razón, los dueños de negocio pueden ser responsables legalmente por las lesiones sostenidas por aquellos que se hirieron mientras estaban en su propiedad.  Para establecer que personas lastimadas pertenecen a esta categoría protegida, los demandantes deben demostrar que:

  • Ellos fueron invitados a entrar en la propiedad de la persona;
  • Ellos entraron a la propiedad con un propósito conectado al negocio de la persona; y
  • Sus presencias en el lugar proveían un beneficio al dueño de la propiedad o a su negocio.

Una vez que esto se haya establecido, un tribunal determina la responsabilidad al evaluar lo siguiente:

  • Si el dueño cumplió con su deber de advertirle a los visitantes de peligros latentes y escondidos sobre los cuales él o ella sabían o debían haber sabido; y
  • Si él o ella tuvieron una oportunidad razonable de reparar el defecto.

Daños

Las lesiones sostenidas en accidentes de resbalón y caída pueden requerir tratamientos costosos y dolorosos.  Por ejemplo, alguien que sufrió una fractura severa en el brazo puede necesitar múltiples cirugías, terapia física, y meses de inmovilidad para sanar por completo.  Esto a su vez, puede obligar a la persona lesionada a tomar semanas o hasta meses de ausencia en el trabajo, lo cual puede ser devastador financieramente para familias que reciben el sostén de un solo ingreso.  Afortunadamente, los dueños de las propiedades responsables pueden ser responsables por los costos asociados con el accidente siempre y cuando se presente una reclamación dentro de dos años de la fecha del accidente.  Gastos que pueden cubrir son:

  • Cuentas médicas;
  • Daños a la propiedad;
  • Pérdida de salario;
  • Pérdida de ingreso futuro; y
  • Dolor y sufrimiento.

A los dueños de negocio que no mantienen su propiedad en buenas condiciones se les pueden y deben hacer responsable por las lesiones sostenidas, así que si usted reside en Pensilvania y fue lesionado en un accidente de resbalón y caída, por favor, póngase en contacto con Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen al 215-546-1000 para concertar una consulta gratis con un abogado de lesiones personales con experiencia que lo puede ayudar a cobrar la compensación que usted se merece.