+

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Close Menu
English →

Quemaduras

De acuerdo con American Burn Association (Asociación Americana de Quemaduras), hasta 50,000 personas requieren hospitalización por quemaduras graves cada año.  Muchas de estas lesiones ocurren en accidentes de automóvil y accidentes en el hogar, mientras que otras son el resultado de problemas eléctricos y estar expuesto a productos tóxicos.  Como resultado de estos accidentes, muchas víctimas de quemaduras requieren varias cirugías, pasar meses en el hospital, y sufrir cicatrices permanentes.  Como resultado de esto, el costo de estos tratamientos puede ser extremadamente caro.  Si usted o un ser querido sufrió quemaduras graves como resultado de la negligencia o descuido de otra persona, es de suma importancia hablar con un abogado de lesiones personales con experiencia que lo pueda ayudar a obtener la compensación que usted se merece.

Clases de Quemaduras

Generalmente, las quemaduras están divididas en tres categorías, incluyendo:

  • Quemaduras de primer grado;
  • Quemaduras de segundo grado; y
  • Quemaduras de tercer grado.

Como sugiere el nombre, las quemaduras de primer grado solo dañan la capa superior de la piel de una persona y usualmente son el resultado de estar demasiado expuesto al sol.  Las quemaduras de primer grado casi siempre se pueden tratar en la casa aplicando compresas frías, aunque los niños pequeños y las personas mayores pueden necesitar atención médica si las quemaduras son demasiado severas.

Las quemaduras de segundo grado son más serias y afectan las dos capas superiores de la piel.  El enrojecimiento de la piel, llagas y pérdida de la piel son indicadores comunes de las quemaduras de segundo grado.  Debido a que estas clases de quemaduras son mucho más severas que las quemaduras de primer grado, casi siempre requieren atención médica de inmediato.

Las quemaduras de tercer grado penetran todo el espesor de la piel, destruyendo permanentemente el tejido subyacente y hasta dañando los huesos de una persona.  Las quemaduras de tercer grado son increíblemente dolorosas, así que a las víctimas frecuentemente se les induce un coma químicamente durante las primeras semanas del tratamiento.  Aquellos que sufren este tipo de quemaduras también corren el riesgo de tener infecciones serias, y hasta a veces mortales.

Personas Responsables

Las quemaduras pueden ser causadas por distintos tipos de accidentes, pero los más comunes incluyen:

  • Accidentes de automóvil;
  • Estar expuesto a compuestos químicos cáusticos;
  • Descargas eléctricas; y
  • Contacto accidental con líquidos hirvientes.

Dependiendo de las circunstancias del caso, cualquiera de un número de diferentes personas pueden ser responsables por las lesiones de la víctima, incluyendo:

  • Empleadores que no proveen a sus empleados la ropa protectora adecuada o el entrenamiento apropiado;
  • Dueños de negocios y empleados que no inspeccionan el lugar de trabajo o no reparan corto circuitos fuera de control;
  • Profesionales del cuidado de salud que no utilizan gel conductiva al desfibrilar a un paciente;
  • Fabricantes de productos defectuosos, como radiadores y calentadores de agua;
  • Dueños de restaurantes que no le advierten a los clientes que una comida o bebida está muy caliente;
  • Conductores que ocasionan accidentes de automóvil por negligencia; y
  • Compañías de camiones que no toman precauciones apropiadas al transportar materiales peligrosos.

Los demandantes que pueden establecer que la negligencia de otra persona causó sus quemaduras, pueden cobrar compensación por sus pérdidas.  Para las víctimas de quemaduras es de suma importancia porque el tratamiento usualmente envuelve cirugías, terapia física, y muchas visitas al hospital, todos los cuales pueden llevar a una familia a una bancarrota.  Al obtener compensación por estos gastos, al igual que por pérdida de salario y dolor y sufrimiento es una ayuda a una víctima de quemadura y a su familia a comenzar el largo período de recuperación.

Póngase en Contacto con Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen para Consultar a un Abogado de Lesiones Personales con Experiencia

Si usted ha sufrido quemaduras graves como resultado de un accidente de automóvil o un producto defectuoso, por favor, póngase en contacto con Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen y lo ayudaremos a concertar una consulta con un abogado dedicado de Filadelfia de lesiones personales.