+

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Close Menu
English →

Una Nueva Ley Ampliaría los Parámetros de Crímenes de Odio en Pensilvania

Este verano, un legislador de Pensilvania propuso una ley que haría que el asalto a un oficial de policía se considere un crimen de odio.  Si esta ley pasa, podría tener un gran impacto en cómo se procesan los asaltos en el estado y también podría afectar desproporcionadamente a ciertos miembros de la comunidad.  Los asaltos son considerados ofensas graves en Pensilvania, especialmente si la víctima es un oficial de policía, así que si usted ha sido arrestado o acusado de asalto, es muy importante retener los servicios de un abogado criminalista con experiencia que puede asegurar que sus intereses sean protegidos.

House Bill 2261

(Propuesta de Ley de la Cámara No. 2261)

Louisiana fue el primer estado en pasar a lo que se refiere como “Ley Que Las Vidas Azules Importan”.  Nueva York introdujo recientemente una propuesta de ley similar a la que se propone en Pensilvania, mientras que Tejas, Kentucky, y la Florida están considerando leyes similares.  Una ley federal enmendando la definición de un crimen de odio también se está preparando.

Específicamente, House Bill 2261 enmendaría la ley sobre el crimen de odio al incluir la intimidación basada en el empleo a la lista de ofensas prohibidas.  Como resultado, bajo los términos de la propuesta de ley, una persona puede ser acusado de cometer un crimen de odio si él o ella está motivado/a por el odio y maliciosamente comete una ofensa en contra de otro basado en la posición de esa persona como oficial de policía. Para el propósito del estatuto, un oficial de policía incluiría a cualquiera que trabaje teniendo el deber legal de mantener el orden público o hacer arrestos, incluyendo:

  • Oficiales de la policía;
  • Oficiales de las cárceles;
  • Agentes de libertad condicional;
  • Miembros del departamento de policías de parque;
  • Bomberos; y
  • Personal de servicio médico de emergencia.

La propuesta de ley también permitiría que una ofensa cometida en contra de un oficial de policía llevaría un cargo de un grado mayor que el estándar actual.  Esto quiere decir que un cargo de menor cuantía de segundo grado se convertiría en un cargo de menor cuantía de primer grado, el cual puede llevar una condena de hasta cinco años de prisión  y $10,000.00 de multas.  Esto es bastante más fuerte que un cargo de menor cuantía de segundo grado, que lleva la amenaza de una condena en prisión por dos años y $5,000.00 de multa.

Las Críticas

Aunque los esfuerzos por aumentar la seguridad de oficiales de policía y de socorristas es una meta de elogiar, muchos críticos han expresado preocupación sobre el lenguaje amplio de la propuesta.  Ellos señalan que de acuerdo con el lenguaje de la propuesta actual, casi cualquier acción puede ser considerada un crimen de odio, lo cual deja demasiada discreción en manos de los fiscales y oficiales de policía.

Cómo Podría Ayudarlo Ponerse en Contacto con un Abogado Criminalista de Filadelfia con Experiencia

Los asaltos se consideran seriamente en Pensilvania y llevan penalidades severas.  Si pasa como está escrita actualmente, la ley de Blue Lives Matter (Las Vidas Azules Importan) tiene el potencial de hacer estas penalidades mucho más serias.  Tener el consejo de un abogado hace toda la diferencia con el resultado de un caso, así que si usted reside en Pensilvania y le han puesto cargos de asalto, por favor, póngase en contacto con nosotros en Las Oficinas Legales de Michael T. Van Der Veen llamando al 215-546-1000 y lo ayudaremos a concertar una consulta legal con un abogado criminalista con experiencia.